1 Instrucciones para el día de descanso
Luego Moisés mandó llamar a toda la comunidad de Israel y dijo: «Estas son las instrucciones que el Señor
ha ordenado que obedezcan:
2 tienen seis días en la semana para hacer su trabajo habitual, pero el séptimo será un día de descanso absoluto, un día santo, dedicado al Señor
. Cualquiera que trabaje ese día será ejecutado.
3 Ni siquiera encenderán fuego en sus casas en el día de descanso».
4 Ofrendas para el tabernáculo
Luego Moisés le dijo a toda la comunidad de Israel: «Esto es lo que el Señor
ha ordenado:
5 junten una ofrenda sagrada para el Señor
. Que todas las personas de corazón generoso presenten al Señor
las siguientes ofrendas:
oro, plata y bronce;
6 hilo azul, púrpura y escarlata;
lino fino y pelo de cabra para tela;
7 pieles de carnero curtidas y cuero de cabra de la mejor calidad;
madera de acacia;
8 aceite de oliva para las lámparas;
especias para el aceite de la unción y para el incienso aromático;
9 piedras de ónice y otras piedras preciosas para incrustar en el efod y en el pectoral del sacerdote.
10 »Vengan, todos los que sean hábiles artesanos y construyan todo lo que el Señor
ha ordenado:
11 el tabernáculo y la carpa sagrada, la cubierta, los broches, los soportes, los travesaños, los postes y las bases;
12 el arca y las varas para transportarla;
la tapa del arca: el lugar de la expiación;
la cortina interior que protege el arca;
13 la mesa, con las varas para transportarla, y todos sus utensilios;
el pan de la Presencia;
14 para el alumbrado: el candelabro, sus accesorios, las copas para las lámparas y el aceite de oliva para la iluminación;
15 el altar del incienso y las varas para transportarlo;
el aceite de la unción y el incienso aromático;
la cortina para la entrada del tabernáculo;
16 el altar de las ofrendas quemadas, la rejilla de bronce del altar, las varas para transportarlo y sus utensilios;
el lavamanos con su base;
17 las cortinas para las paredes del atrio;
los postes y sus bases;
la cortina para la entrada del atrio;
18 las estacas para el tabernáculo y el atrio, y sus cuerdas;
19 las vestiduras finamente confeccionadas para los sacerdotes, las cuales usarán mientras sirvan en el Lugar Santo: las vestiduras sagradas para el sacerdote Aarón y las vestiduras que sus hijos llevarán puestas cuando ministren como sacerdotes».
20 Entonces, toda la comunidad de Israel se despidió de Moisés, y cada cual regresó a su carpa.
21 Todos aquellos con el corazón motivado y el espíritu conmovido regresaron con ofrendas sagradas al Señor
. Trajeron todos los materiales que se necesitaban para levantar el tabernáculo,
para realizar las ceremonias y para confeccionar las vestiduras sagradas.
22 Vinieron todos los que tenían el corazón dispuesto, tanto hombres como mujeres, y trajeron al Señor
sus ofrendas de oro: broches, aretes, anillos y collares. Presentaron toda clase de objetos de oro como una ofrenda especial para el Señor
.
23 Todos los que poseían hilo azul, púrpura y escarlata; lino fino y pelo de cabra para tela; pieles de carnero curtidas y cuero de cabra de la mejor calidad, los traían voluntariamente.
24 Además, todos los que tenían objetos de plata o de bronce los entregaron como una ofrenda sagrada al Señor
, y quienes tenían madera de acacia la dispusieron para que se usara en el proyecto.
25 Todas las mujeres que tenían habilidades para la costura y el tejido prepararon hilo azul, púrpura y escarlata, y tela de lino fino, y los entregaron.
26 Todas las mujeres de buena voluntad pusieron en práctica su habilidad para hilar el pelo de cabra.
27 Los líderes entregaron piedras de ónice y otras piedras preciosas para incrustarlas en el efod y en el pectoral del sacerdote.
28 También contribuyeron con especias y aceite de oliva para el alumbrado, el aceite de la unción y el incienso aromático.
29 Así, todos los del pueblo de Israel —cada hombre y cada mujer con deseos de colaborar en la obra que el Señor
les había dado por medio de Moisés— presentaron sus ofrendas con generosidad al Señor
.
30 Luego Moisés dijo al pueblo de Israel: «El Señor
ha escogido específicamente a Bezalel, el hijo de Uri y nieto de Hur, de la tribu de Judá.
31 El Señor
llenó a Bezalel del Espíritu de Dios, y le dio gran sabiduría, capacidad y destreza en toda clase de artes manuales y oficios.
32 Él es un maestro artesano, experto en trabajar el oro, la plata y el bronce.
33 Es hábil en grabar, en incrustar piedras preciosas y en tallar madera. ¡Es un maestro en todo trabajo artístico!
34 El Señor
les ha dado tanto a él como a Aholiab, hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan, la capacidad de enseñar a otros sus habilidades técnicas.
35 El Señor
los ha dotado de un talento especial en el arte de grabar, de diseñar, de tejer y bordar en hilo azul, púrpura y escarlata de lino fino. Ellos se destacan como artesanos y diseñadores.