8 Construcción del santuario
Los hábiles artesanos hicieron diez cortinas de lino de tejido fino, para el tabernáculo. Luego, Bezalel
adornó las cortinas con hilo azul, púrpura y escarlata, y con querubines hábilmente bordados.