25 Siete días pasaron desde el momento en que el Señor
hirió el Nilo.