5 El Señor
ya determinó cuándo comenzará la plaga; ha declarado que mañana mismo herirá la tierra”».