5 Dales el siguiente mensaje de parte del Señor
Soberano: “Cuando elegí a Israel —cuando me di a conocer a los descendientes de Jacob en Egipto—, hice un juramento solemne de que yo, el Señor
, sería su Dios.