3 Luego transmíteles a esos rebeldes, mediante una ilustración, este mensaje de parte del Señor
Soberano:
»“Pon una olla al fuego
y échale un poco de agua.