3 Comunica este mensaje a los amonitas de parte del Señor
Soberano: “¡Escuchen la palabra del Señor
Soberano! Ustedes se alegraron cuando mi templo fue contaminado, se burlaron de Israel y de su desolación y se rieron de Judá cuando la llevaron al destierro.