10 Morirás como un pagano
en manos de extranjeros.
¡Yo, el Señor
Soberano, he hablado!”».