21 Todos los demás solo se ocupan de sí mismos y no de lo que es importante para Jesucristo,