14 Abraham llamó a aquel lugar Yahveh-jireh (que significa «el Señor
proveerá»). Hasta el día de hoy, la gente todavía usa ese nombre como proverbio: «En el monte del Señor
será provisto».