22 Después Dios se acordó de la dificultad de Raquel y contestó sus oraciones permitiéndole tener hijos.