8 Pero José se negó:
—Mire —le contestó—, mi amo confía en mí y me puso a cargo de todo lo que hay en su casa.