9 Esperaban cosechas abundantes, pero fueron pobres; y cuando trajeron la cosecha a su casa, yo la hice desaparecer con un soplo. ¿Por qué? Porque mi casa está en ruinas —dice el Señor
de los Ejércitos Celestiales— mientras ustedes se ocupan de construir sus elegantes casas.