10 Pero este es el nuevo pacto que haré
con el pueblo de Israel en ese día
—dice el Señor
—:
Pondré mis leyes en su mente
y las escribiré en su corazón.
Yo seré su Dios,
y ellos serán mi pueblo.