11 Y no habrá necesidad de enseñar a sus vecinos
ni habrá necesidad de enseñar a sus parientes,
diciendo: “Deberías conocer al Señor
”.
Pues todos ya me conocerán,
desde el más pequeño hasta el más grande.