9 Por eso ahora serán humillados,
y todos serán rebajados;
no los perdones.