17 »Cuando los pobres y los necesitados busquen agua y no la encuentren,
y tengan la lengua reseca por la sed,
entonces yo, el Señor
, les responderé;
yo, el Dios de Israel, nunca los abandonaré.