15 Verdaderamente, oh Dios de Israel, Salvador nuestro,
tú obras de manera misteriosa.