24 La gente declarará:
«El Señor
es la fuente de mi justicia y de mi fortaleza».
Y todos los que estaban enojados con él,
se le acercarán y quedarán avergonzados.