3 El Señor
volverá a consolar a Israel
y tendrá piedad de sus ruinas.
Su desierto florecerá como el Edén,
sus lugares desolados como el huerto del Señor
.
Allí se encontrarán gozo y alegría;
los cantos de gratitud llenarán el aire.