14 Pero muchos quedaron asombrados cuando lo
vieron.
Tenía el rostro tan desfigurado, que apenas parecía un ser humano,
y por su aspecto, no se veía como un hombre.