5 Escuchen este mensaje del Señor
,
ustedes que tiemblan ante sus palabras:
«Su propio pueblo los odia
y los expulsa por ser leales a mi nombre.
“¡Que el Señor
sea honrado! —se burlan—.
¡Alégrense en él!”.
Pero ellos serán avergonzados.