18 Yo y los hijos que el Señor
me ha dado servimos como señales y advertencias a Israel de parte del Señor
de los Ejércitos Celestiales, quien habita en su templo en el monte Sión.