13 Luego dije:
—Oh Señor
Soberano, sus profetas les dicen: “Todo está bien, no vendrá guerra ni hambre. El Señor
ciertamente les enviará paz”.