18 Si salgo al campo,
veo los cuerpos masacrados por el enemigo.
Si camino por las calles de la ciudad
veo gente muerta por el hambre.
Los profetas y los sacerdotes continúan con su trabajo
pero no saben lo que hacen”.