3 Pues esto dice el Señor
acerca de los niños nacidos en esta ciudad y de sus madres y padres: