15 El Señor
le dio a Jeremías el siguiente mensaje cuando todavía estaba en prisión: