22 Ahora llámame, ¡y te responderé!
O deja que te hable y contéstame tú.