19 Ahora mismo, mi testigo está en el cielo;
mi abogado está en las alturas.