20 Mis amigos me desprecian,
y derramo mis lágrimas ante Dios.