4 Cuando yo estaba en la flor de la vida,
la amistad con Dios se sentía en mi hogar.