24 No puedo comer a causa de mis suspiros;
mis gemidos se derraman como el agua.