1 Eliú le recuerda a Job la justicia de Dios
Entonces Eliú dijo:
2 «¿Te parece correcto que afirmes:
“Soy justo delante de Dios”?
3 También te preguntas: “¿Y yo qué gano?
¿De qué sirve vivir una vida recta?”.
4 »Yo te contestaré
y a todos tus amigos también.
5 Levanta tus ojos a los cielos
y mira las nubes en lo alto.
6 Si pecas, ¿en qué afecta eso a Dios?
Incluso si pecas una y otra vez,
¿qué efecto tendrá sobre él?
7 Si eres bueno, ¿es algún gran regalo para él?
¿Qué podrías darle tú?
8 No, tus pecados afectan únicamente a personas como tú,
y tus buenas acciones afectan solo a seres humanos.
9 »La gente clama al ser oprimida;
gime bajo el peso de los poderosos.
10 Sin embargo, no preguntan: “¿Dónde está Dios, mi Creador,
el que da canciones en la noche?
11 ¿Dónde está el que nos hace más inteligentes que los animales
y más sabios que las aves de los cielos?”.
12 Cuando claman, Dios no les responde
a causa de la soberbia de ellos,
13 pero es un error decir que Dios no escucha,
que al Todopoderoso no le importa.
14 Tú dices que no puedes verlo,
sin embargo, si esperas, te hará justicia.
15 Dices que Dios no responde con enojo a los pecadores
y que no le importa mucho la perversidad.
16 Pero Job, hablas tonterías;
has hablado como un necio».