10 Cuando Job oró por sus amigos, el Señor
le restauró su bienestar. Es más, ¡el Señor
le dio el doble de lo que antes tenía!