32 Pero todo el que invoque el nombre del Señor
será salvo;
pues algunos que están en el monte Sión en Jerusalén escaparán,
tal como el Señor
lo ha dicho.
Estos se contarán entre los sobrevivientes
a quienes el Señor
ha llamado.