3 Esta vez Jonás obedeció el mandato del Señor
y fue a Nínive, una ciudad tan grande que tomaba tres días recorrerla toda.