19 Todo lo que esté hecho de plata, de oro, de bronce o de hierro pertenece al Señor
y por eso es sagrado, así que colóquenlo en el tesoro del Señor
».