8 Juan no era la luz; era solo un testigo para hablar de la luz.