27 Mis ovejas escuchan mi voz; yo las conozco, y ellas me siguen.