5 Nunca seguirán a un desconocido; al contrario, huirán de él porque no conocen su voz.