12 —Señor —dijeron los discípulos—, si se ha dormido, ¡pronto se pondrá mejor!