30 Jesús todavía estaba fuera de la aldea, en el lugar donde se había encontrado con Marta.