36 Después de decir esas cosas, Jesús salió y desapareció de la vista de ellos.