32 Y dado que Dios recibe gloria a causa del Hijo,
pronto le dará gloria al Hijo.