2 Él corta de mí toda rama que no produce fruto y poda las ramas que sí dan fruto, para que den aún más.