12 Durante el tiempo que estuve aquí, los protegí con el poder del nombre que me diste.
Los cuidé para que ni uno solo se perdiera, excepto el que va camino a la destrucción como predijeron las Escrituras.