19 —Señor —dijo la mujer—, seguro que usted es profeta.