14 pero después, Jesús lo encontró en el templo y le dijo: