41 Entonces la gente
comenzó a murmurar en desacuerdo, porque él había dicho: