36 —¿Quién es, señor? —contestó el hombre—. Quiero creer en él.